Noticias

20 de diciembre 2021

La ilusión se apoderó de las finales del FPCV Master 2021

Era una tarde fria en el Bela Pádel Center de la playa de San Juan en Alicante. Por la imponente pista central tenían que pasar las parejas que, tanto durante la fase inicial de grupos, como en las semifinales de la mañana, habían demostrado más fortaleza.

Jessica Castelló buscaba revalidar el título de 2020. Su alianza con Arantxa Soriano parecía solvente. La utielana quería su primer máster. Llegaban con pleno de victorias. Pero también Estela Francés, perfectamente acoplada a su papel al lado del huracán ruso Ksenia Sharifova, quien se ha ganado a pulso el título de jugadora revelación del año.

En el primer set tomaron ventaja Estela y Ksenia 4/5 15/30 pero aquí, un remate corto de Arantxa, a milímetros de la reja, les dio el punto clave de la primera manga. Ya no ganaron más juegos. 7/5 para Castelló y Soriano.

En el segundo set, la alicantina y la rusa, siempre en desventaja, demostraron lo que es la ilusión por jugar al pádel, el deseo de ganar. Remaron, levantaron bolas de partido en contra y llevaron esta manga al desempate en el que, aquí, ya no dieron opción Jessica Castelló y Arantxa Soriano, quienes levantaron el título de maestras del pádel valenciano 7/5 7/6 en casi dos horas de magnífica lucha.

La final masculina enfrentó a dos parejas de corte similar. Un jóven hambriento y un veterano con más apetito aún. JJ Matea, el líder del ránking autonómico 2021, al lado de su mejor alumno, Mario Ortega, ante una de las piezas clave del futuro de nuestro deporte, Juanlu Esbrí, al lado de la maravillosa zurda de Miki Solbes.

Los cuatro habían preparado el duelo con mimo. Se repetía la final del Club de tenis Camp Bixquert de Xàtiva de hace unas semanas. Disfrutaron y nos lo hicieron pasar genial.

Tal y como ocurrió en la semifinal, Esbrí y Solbes salieron a por todo y saldaron el primer set 6/1 sin dar ni un respiro a los valencianos. El segundo set comenzó igual pero aquí, Matea y Ortega ajustaron algunas variables de su juego para equilibrar la final hasta que con 5/5, algún error de más hizo que la balanza se desequilibrase de forma definitiva para Miki Solbes, que vuelve a ganar un título de máximo nivel y Juanlu Esbrí que consigue su primer máster. Su rostro (tampoco el de su padre y entrenador) no podía la inmensa alegría que le supuso el triunfo.

Noticias relacionadas

¿Quieres estar al día? Suscríbete a nuestro boletín de noticias