El club de tenis Helios de Ontinyent acoge la mejor final de la temporada

Si quieren volver a verla sólo tienen que pinchar este enlace. Por segunda vez consecutiva, el canal de streaming de la Federación de pádel de la Comunitat Valenciana les ha ofrecido una final que se ha resuelto en el tiebreak del tercer set.

Pero la de este pasado fin de semana en el club de tenis Helios de Ontinyent ha tenido algunos condicionantes adicionales. Por un lado, hacía tiempo que una de las mejores palas de la Comunitat, la de Miguel Ángel Solbes, no llegaba a una final televisada. Por otro, los hermanos Rico, llegaban una vez más a una final sin ceder ni un sólo set, aunque se le había vislumbrado alguna fisura, sobre todo en la vertiente física, en el partido de semifinales matinal.

El calor era asfixiante cuando cerca de las seis de la tarde los jugadores comenzaron el calentamiento. El sábado fue peor. Y el ambiente, el de las grandes ocasiones. Todas las gradas repletas porque se presumía una gran final. Eran los dos primeros cabezas de serie. Christian Ramos está en un grandísimo momento de forma, y lo demostró con creces en la final, y su juego aéreo, unido al de Miki Solbes, los hacían temibles.

Tanto que durante el primer set no hubo ni una sola pelota de break. Se tuvo que resolver en la muerte súbita, y aquí los hermanos Rico demostraron, una vez más porqué son la mejor pareja de la Comunitat Valenciana. Se colocaron 0-2 y acabaron 7-3. Unos minutos de máxima concentración y mínimos errores les valieron para anotarse la primera manga.

Pero Solbes y Ramos no se vinieron abajo ni muchísimo menos. Quedaba mucho que pelear. El físico de Josete se colocaba en modo “ahorro de energía” y cada bola alta era aprovechada por Miki y Christian para machacar a los hermanos, aprovechar la única rotura de servicio y mandar el partido al set final (6-3).

Cerca de dos horas de partido que se resolvieron, otra vez en el tiebreak final. El público asistía casi embobado al recital Rico en este tramo final del encuentro. 7-2 inapelable en el último juego del partido y la ovación cerrada para los cuatro jugadores que dieron un recital de calidad, constancia, precisión y control mental.

Los comentarios están cerrados.